martes, 24 de junio de 2008

Imaginación


Volveré a rellenar las horas,
con la intensidad de una mirada
con la melodía de una extraña voz,
que me atraviesa por dentro,
que duerme en mí cada noche.

Y con la ilusión de amar lo descubierto,
apagaré los miedos que no cuadran

Volveré a caminar con la certeza de que
no me arrepentiré de estos pasos,
y me perderé en tus pliegues
y me sorprenderé de juntar mi mano con la tuya
mi cuerpo con el tuyo
y descubrir que quizás es verdad lo que pienso
y no te digo,
y que si me miras…
si me rozas…

Tendré la certeza de que
no hay palabras para definir esto.

2 comentarios:

Solitaire dijo...

Hola:

"... una extraña voz,
... que duerme en mí cada noche".

"... y descubrir que quizás es verdad lo que pienso
y no te digo", (Noche II :)

El final me recuerda a José Hierro:
"Tenía que ser sin palabras que me entendieras".

Gracias por escribirme.

***SöL*** dijo...

Me encanta... de verdad.
Definitivamente tienes mucha 'imaginación'...:)
precioso poema.

Un saludo.
S.