jueves, 10 de julio de 2008

(...)

Te hablo a ti, ahora.
Te observo con cautela.
Te respiro en el oído
y mojo mi cara con la tuya.
Y te digo
Hoy no estás solo
Nunca lo estarás.
¿Por qué?
Mira dentro de ti.
Yo lo veo.
Veo luz.
Te veo creciendo.
Te siento vivo.
Simplemente eres tú.

9 comentarios:

Luz de Gas dijo...

La soledad es algo maravilloso algunas veces hasta que encuentras a alguien a quien poder decirle estas palabras al oido y ya nada es igual, empieza el amor.

toni bascoy dijo...

Hola!
He llegado hasta aquí via El otro lado y me he quedado un rato en tu blog. Fantático. Yo también adoro a Jeff Buckley; nunca olvidaré el día que murió, como se me atragantaron los spagetis... pero tampoco olvidaré la primera vez que escuché Grace.
Un besito y que todo te vaya bien...

Lilith dijo...

Describes una situación enormemente humilde y cotidiana con un discurso escueto e incluso un poco hostil para alguien a quien no le resulte familiar lo que se cuenta. Las palabras son pocas y sólo suficientes para quien sepa de qué hablas. Es muy certero y bonito, casi un poema cifrado en clave de complicidad.

ángel bächler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ángel bächler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luz de Gas dijo...

Sigue la luz y busca hay algo para ti que te mereces.

Besos

ohmagpie dijo...

"Todo irá bien, seguro."

arcoiris dijo...

salir y entrar como sin saber nada del mundo, y dejarte soñar...se que eso es lo que harás cuando asomes la cabeza y veas Vancouver.
Y se que escribirás un montón de cosas bonitas por esta aficción tuya de escribir sobre cosas que has vivido o estás viviendo.
Mucha suerte mi Campanilla preferida!

El Mamarracho dijo...

me gustaría saber qué es para ti el estar vivo?