miércoles, 9 de julio de 2008

Vancouver

Rumbo le recuerda su localizador… y le desea Buen viaje.

Se acercan los días y voy metiendo, poco a poco, trocitos de mi vida en la maleta…
Me pregunto si realmente estoy preparada para hacerlo.
Siempre me gustó descubrir, conocer… pero esta vez siento que el vértigo puede conmigo. Nunca había volado tan lejos, sola…
No, definitivamente aún no me he hecho a la idea de todo esto.
Me llegará de golpe, me sentaré en el avión, miraré por la ventanilla cómo todo se aleja…con el estómago cargado de nervios. Y ahí será cuando realmente empiece a asimilarlo todo.
Respiro profundamente.
Y continúo preparando la piel para empezar a temblar.

3 comentarios:

Manu dijo...

Me gusta mucho tu entrada, esa sensacion de viajar, la he experimentado yo también, pero no sabría nunca plasmarla en escrito como tú.
Enhorabuena por tu blog, me gusta. El mio tiene un contenido más comercial.. pero hechale un vistazo a ver que tal te parece.
Besos!

Anónimo dijo...

No te preocupes por el vértigo. Se te pasará con la excitación de ir.
Harry me dice que tiene un primo hermano en vancouver...
Besos

Losselith dijo...

ois, pues si que da miedito ir sola...

suerte

y gracias por tu comentario! :)