martes, 29 de noviembre de 2011

Dicen que devoramos la música, pero en realidad es ella quien nos devora a nosotros.