jueves, 9 de abril de 2009

The Man with the Movie Camara



- ¿No lo entiendes? Ya se ha hecho todo, ya está todo inventado, mira esto... Es del 29, del jodido 1929!

- Es demasiado... Estoy...

- Hoy día tenemos ordenadores, tecnologías, un click basta para unir un plano y otro, pero en el 29, sabes cómo lo hacían? Cogiendo unas tijeras, cortando la tira, poniendo un trozo detrás de otro, manualmente, con celo o.. vete tu a saber...

(Silencio)

- Me está subiendo el chupito de Tequila ahora... Venga, haz una improvisación

- Jajaja.. Que va tío, no puedo concentrarme en la guitarra con esto delante, me estoy atrapando... eh, dale volumen.

- Si.. Dios, ¿cómo puede hacer eso ahora?

- ¿El qué?

- Joder, este cambio en la música... en el 2´28...

- Oye, voy a...

- apagar la luz, sí, perfecto.






Dziga Vertov, poesía en imágenes, al menos eso es lo que a mí me evoca.
Mil disculpas a los vecinos de arriba, de abajo, de la derecha y de la izquierda,
y gracias, David, por derramar cera conmigo en el suelo, por bailar cerca de un fuego hecho de velas, por no decirme que estaba demasiado alto, por hacer de mi habitación un lugar para no moverse.

3 comentarios:

Mary J dijo...

...

stoy... conmosionada? o sorprendida??? no lo sé, simplemente genial!

bss...

Alatriste dijo...

Tenías que haber avisado, niña y hubiéramos cantado Thunderstruck juntos. La verdad es que ha sido uno de los conciertos de mi vida. Lo pasé genial. Como dices, ojalá les quede cuerda para ratos. Me alegro de volver a saber de ti y ya veo que sigues con la pluma afilada. Confío en que vaya todo bien al otro lado. Un abrazo fuerte. Hasta pronto.

Un solitario con pipa y copa de coñac dijo...

¡Una casualidad más! (que aislada es algo absurda, pero se junta con nuestros vídeos de vertov y oye, la casualidad alimenta a otra)... David, con quien compartiste esos momentos y al cual se los agradeces, es tocayo de un servidor. Ahí es nada... xP

Gracias por tu visita, te sigo, me parece interesante tu blog.